Buenos días¡¡, el pasado viernes 25 de abril nos reunimos en torno al libro «El asesino hipocondríaco» de J. Jacinto Muñoz Rengel.

«El enigmático asesino a sueldo que responde a las iniciales M. Y. lleva años muriéndose desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente misterioso que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome del Espasmo Profesional.

Su incomprensible mala suerte irá frustrando uno tras otro todos sus intentos de homicidio y hará establecer una mágica conexión entre sus propias penalidades y los grandes males físicos, psicológicos  e imaginarios que torturaron a Poe, Proust, Voltaire, Tolstói, Moliére, Kant y al resto de los hipocondríacos ilustres de la historia de la literatura y el pensamiento.»

La lectura de este libro dio opiniones de todo tipo, hubo a quien hizo reir, hubo a quien puso nervios@, también al que no le gustó nada el personaje, otr@s tuvieron que parar de leer para volver a retomarlo días más tarde, no faltó tampoco la visión filosófica de la historia y por supuesto hubo personas que se identificaron con el personaje en algún momento de la lectura.

Me sigue entusiasmando eso, que un libro dé para tantas sensaciones y puntos de vista diferentes.

Coincidimos en lo bien escrita que está la novela, en su originalidad y en lo bien documentada.

Ya sabéis, si queréis averiguar qué os hará sentir este personaje no dejéis de leer este libro.